In memoriam. Denise Thiem, peregrina americana.

Yo también elegí la misma etapa que tú. De Astorga a El Ganso, en el Camino Francés. Provincia de León, en plena Maragatería. Fue hace dos años, en junio de 2013, cuando decidí empezar en Astorga el que era mi segundo Camino a Santiago. Siempre empiezo con una etapa corta, pisar terreno, ir entrando poco a poco en ese algo especial que tiene el Camino. Y El Ganso fue también mi destino en esa etapa de unos 15 kilómetros. Debo reconocer que más por que cuadraba en los kilómetros que por lo que de interés contaran las guías.

Déjame que te cuente lo que no llegaste a ver ése día que saliste de Astorga, porque un loco decidió acabar con tu camino y tu vida. Es un pequeño homenaje a ti y a todos esos extranjeros que he visto caminando hacia Santiago; gentes de otra cultura que se integran en el peregrinaje y respetan una senda con historia, algo que muchos españoles no hacen por considerarla una ruta deportiva. El Camino es mucho más.

Es la variante de Castrillo de los Polvazares la que te llevó a la fatalidad. En la guía se referieren a este pueblo como «la quinta esencia de la Maragatería«. Yo también tomé esa variante, y al volver a la ruta principal pensé que no había merecido la pena. Casas con grandes portones, tono rojizo, debía ser pronto porque en la calle principal estaba todo cerrado y al terminar el pueblo: una pista de pádel; muy surrealista.

De nuevo en el sendero principal y hacia El Ganso.

 

Y al llegar, la iglesia de Santiago; con su capilla del Cristo de los Peregrinos. Cerrada. Me dijeron que, únicamente, abría cada quince días. Te hubieras llevado la misma decepción que yo. Cierto, no es Año Santo, pero el espíritu del Camino es el que es y así no ayudamos a mantenerlo. Es cosa de la Iglesia y de esos responsables públicos que tanto presumen a la hora de promocionar la ruta jacobea pero que olvidan estos detalles. Al final, aquí para sellar la Compostela tienes que hacerlo en el albergue o ir a uno de los dos bares.

Como ves Denise, la etapa no tenía encanto alguno más que la parte personal que cada uno experimenta allá por donde pasa. Por eso, déjame que te muestre algunas imágenes de lo que te hubieras encontrado hasta Santiago; junto a frases, anónimas o con firma, que anotadas en mi moleskine de viaje acompañaban y confortaban. Mi recuerdo peregrina, in memoriam, DEP.

«Un extremo de España, durante muchos siglos en el límite mismo de la tierra conocida, hipnotiza a los hombres. Multitudes de solitarios avanzan hacia Compostela, cada uno con su verdad, su culpa y sus cargas. En el encuentro está la celebración«.

«Esperemos lo que deseamos, pero soportemos lo que acontezca«.- Cicerón, filósofo y político romano.

«Quien marcha hacia algún destino debe tener un objetivo, una meta antes de echar a andar. Salir hacia un destino, de modo que exija tiempo y esfuerzo, ayuda a reflexionar sobre el sentido de la propia vida«.

«La peregrinación ofrece esa posibilidad de ruptura y de libertad. Aviva la capacidad de asombro y agradecimiento para profundizar en la vida cristiana. El Camino nos sacude la modorra de los pequeños placeres cotidianos«.

«Caminar es una estupenda formación de resistencia y de voluntad. El Camino requiere voluntad firme y una libertad interior para seguir andando cueste lo que cueste«.

«No hay como los caminos para calmar el alma«.- Roger Nimier, escritor francés.

«No se dará nunca un deseo sin la fuerza para realizarlo. Pero puede ser que tengas que esforzarte para eso«.- Richard Bach, escritor estadounidense.

«Hay que empezar por el principio, y el principio de todo es el valor«.- Vladimir Jankélevitch, filósofo y musicólogo francés.

«Hacer el Camino supone salir de nuestro tiempo tenso, habitual, confuso y sumergirnos en otra dimensión del tiempo, en un tiempo sin tiempo«.

«Un peregrino siempre vuelve a casa con un prejuicio menos y una idea más«.- Tomás Moro, político y escritor inglés.

«Vaciarse de todo lo que nos llena; llenarse de todo lo que nos falta«.- San Agustín.

«Camina, contempla, ten Fe, agradece, transfórmate«.

«Un tiempo para ver nuestros errores y superarlos, nuestros aciertos y potenciarlos. Somos unos peregrinos en búsqueda; buscamos paz interna, capacidad de amar, de escucha y de entrega a los demás. Buscamos una escala de valores en nuestra vida para organizarla y organizarnos«.

«El peregrino es un hombre que camina, o más bien un hombre que ha vuelto a aprender a caminar dejando de lado sus «muletas cotidianas».- Jacques de la Touche, pintor francés.

«Cada hombre lleva consigo todo lo que necesita para una vida feliz, pero mucha gente lo ha olvidado«.- Willliam Shakespeare, poeta y actor inglés.

«El peregrino no exige, agradece«.

«Avanza por tu camino pues sólo existes por tu caminar«.- San Agustín.

«El camino es la meta«.- Confucio, pensador chino.

«Apóstol Santiago, haznos fuertes en la Fe y alegres en la esperanza».

El último apunte:

Un camino sagrado. Silencios para pensar y reflexionar. Búsqueda interior. Cura de humildad. Camino de búsqueda, soledad, silencio y encuentro.

El Camino es una patada a la rutina de la vida moderna y un desnudo integral ante la incertidumbre y los titubeos. Un camino de transformación interior. Una ruta de Fe, cultura y arte.

Un camino de convivencia y respeto. El Camino es lo que el peregrino quiere hacer de el. No vayas con prisas, no es una competición deportiva. Cambia la perspectiva habitual. Siempre hay tiempo, nunca es tarde.

¡Buen Camino!.

 

Share This