A pesar de alguna llamada fuera de tono y aunque para algunos no tenga sentido común…la moleskine sigue abierta.

La libertad es de todos y para que todos podamos expresarnos libremente. La crítica no gusta, y si es constructiva menos aún.

Cuerpo a tierra que vienen los nuestros. No solo en el periodismo, también en la comunicación encuentro dobles perfiles. Menos hablar de reputación y más hacérselo mirar.

Gracias por las muestras de apoyo. La vida sigue y también los apuntes en la moleskine, sobre la vida y la comunicación.

Siempre adelante. Con afecto. Alberto.

Share This